06/03/2019 Ejecutiva Estatal.

En 2019 continuamos luchando para que la mujer tenga su sitio en una sociedad que arrastra siglos de desigualdad por razón de sexo. En 2019 continuamos reafirmando que, la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres, es el reto a conseguir.

En los últimos años, la palabra igualdad comienza a ser la clave principal para la construcción de una sociedad que realmente quiere seguir avanzando. No es casualidad, es fruto de un impulso sin marcha atrás que, desde distintos frentes, se ha venido dando a la necesidad de la equidad como paradigma de justicia.

La Unión de Trabajadores de la ONCE, desde su creación hace casi 35 años, viene aportando, desde su ámbito de actuación, medidas y soluciones que están dando sus frutos, para que la igualdad de oportunidades sea un firme compromiso de todas y todos los que formamos parte de la organización sindical. Claro ejemplo de ello es que las mujeres y hombres de UTO-UGT desarrollan, por igual, sus capacidades, consiguiendo así ser un sindicato igualitario en todos los sentidos, donde cada persona tiene su oportunidad sin tener en cuenta el género. Este espíritu, ha sido el responsable de que, convenio tras convenio, se hayan incorporado mejoras que sitúan a nuestro sindicato, como ejemplo de buenas prácticas en materia de igualdad.

Pero si queremos seguir adelante, es imprescindible tener una visión panorámica de un mundo que necesita cambios que transformen, que integren y que den soluciones reales, posibles y efectivas, hasta conseguir esta igualdad.

Estar representadas en el campo de la innovación, y en los lugares donde se toman las decisiones, es lo que logrará que las mujeres desarrollen sus capacidades y puedan influir, con sus pensamientos, ideas y acciones, en conseguir una sociedad más justa e igualitaria.

Para una igualdad de género, en la sociedad del futuro próximo, hay que eliminar barreras, acelerando el avance de la total igualdad, invertir para que se cumplan estos objetivos y conseguir dar respuesta a las necesidades de las mujeres.

Este 8 de marzo, igual que todos los días del año, unámonos, trabajemos juntos, hombres y mujeres, para que las oportunidades sean igual para todos y la mujer consiga un papel activo e inclusivo que acelere dicha igualdad.

Seamos inconformistas, alcémonos contra la injusticia de la desigualdad, compartamos la carga de trabajo, impliquémonos y eduquemos en igualdad. Conseguiremos un mundo mejor para la mujer, que será un mundo mejor para todos.

Las mujeres y hombres de UTO-UGT debemos aprovechar el momento y transformar el impulso en acción.

Más UTO, más IGUALDAD.

 

Secretaría de Igualdad y Política Social