Organizada por UGT Canarias.

29/05/2019 

Foto - De izquierda a derecha: Sebensuí Benítez, Raico Moreno, Gustavo Santana y Carmelo Rodríguez.

UGT celebró el 22 de mayo en el salón Roque Nublo de la Delegación Territorial de la ONCE en Canarias la Conferencia ‘Crecimiento económico y trabajo decente’, en la que se debatió sobre el devenir del futuro laboral en el mundo. El evento se enmarca dentro de los actos conmemorativos del 130 aniversario del sindicato y al que asistieron por parte de UTO-UGT Las Palmas su Secretario General, Carmelo Rodríguez, y los Presidentes de los Comités de Empresa de la D.T. y de Ingenio, Raico Moreno y Sebensuí Benítez.

El trabajo decente puede ser sintetizado en cuatro objetivos estratégicos, tal y como establece la Declaración sobre Justicia Social para una Globalización Equitativa de la OIT: promover el empleo creando un entorno institucional y económico sostenible; adoptar medidas de protección social (seguridad social y protección de los trabajadores); promover el diálogo social; y aplicar las normas internacionales de trabajo.

A instancia de la propia OIT, con motivo de la celebración de su centenario, se ha avanzado en un debate mundial sobre el futuro del trabajo, cuyas conclusiones provisionales apuntan a la necesidad de promover un nuevo contrato social centrado en las personas, con recomendaciones como: reconocer el derecho universal al aprendizaje e invertir en formación y reciclaje profesional; garantizar una protección social universal desde el nacimiento hasta la vejez; la puesta en marcha de una garantía de trabajo universal (salario vital adecuado, limitación de jornada, seguridad y salud, libertad sindical, derecho a la negociación colectiva, ilegalización del trabajo infantil y forzoso, erradicación de cualquier forma de discriminación); fomentar la economía verde y de cuidados; y un fuerte compromiso de agentes sociales y gobiernos con estos objetivos y su ejecución.

Para UGT es necesario, además de todo eso, defender el valor del trabajo entendido en su formulación tradicional, una política fiscal que redistribuya los aumentos de la productividad derivados de la automatización y el desarrollo tecnológico, y transformar la OIT en un órgano regulador y de control efectivo de la actuación de los Estados miembros, con el objetivo de garantizar un futuro del trabajo con justicia social, y mejorar la seguridad y protección de la dignidad del trabajo.